rita martín

La historia es repetitiva. Hay dos Ritas, y a veces hasta cinco. R.M. se doctoró en una acreditada universidad sureña. A mí, lo confieso, me desespera la academia. Prefiero mirar las estaciones. R.M. ha publicado algunas historias; y yo nunca escribiré una línea. Ella sólo cree en las destruciones. En cambio, yo de todas mis muertes guardo alguna esperanza. Ambas seguimos trabajando. Ninguna de las dos sabe si duerme o vigila.


reza en el diccionario que el grafoscopio es una lupa grande para examinar escritos cuya significación se vincula con el grafo o unidad abstracta que comprende el conjunto de grafías de una letra; y también con el grafito, que además de mineral, es escrito o dibujo hecho a mano.


Sobre Rita Martín

Enrique Saínz: Un poemario de Rita Martín

María Salgado: Las corrientes subterráneas de las búsquedas de Rita Martin

Alberto Garrandés: Poemas de nadie o la testificación de los caminos

Maya Islas: Con la delicadeza del secreto

Carlos Pintado: Poemas de nadie en Rita Martin

Raúl Ortega Alfonso: Poemas de todos

Roger Santivañez: La poesía de Rita Martin

María Salgado: De Rita Martin a Juan Ramón Jiménez: "Voces", un diálogo de reflejos y refracciones

Norma Quintana: Un mundo tan vívido como fantasmal

Josán Caballero: Rita Martin frente al espejo de nadie celebrando. 
Cuando la Rita muchacha pestañó en mi universo, ya la comezón de los ochentas había comenzado a entretejer su fina trama entre los cubanos, y ella era una más de las pupilas sueltas, que deambulaban por los salones filo-ilógicos de la entonces Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana. Rita nunca dejó de ser una revoltosa lírica, tratando de pescar a cuanto poeta jíbaro se la iba ya entendiendo con la palabra inquieta, mientras ella significaba para los posibles candidatos un verdadero desborde de virtudes.

Leonel Capote: Los valores de la ausencia en la representación de lo imposible (Caribe, Winter, 2007). En estas historias se produce también la insatisfacción inevitable que describe el filósofo post-moderno Francis Fukuyama (1952) en su obra El fin de la Historia y el último hombre (1991), alusiva a las sociedades liberales contemporáneas y muchos de sus intelectuales. Siendo la autora una de ellos, y tal vez por experimentar esa insatisfacción al haber alcanzado un horizonte, al decir del propio filósofo, se percata en sus propias narraciones de que necesariamente su satisfacción está en la conquista de otro horizonte diferente, porque detrás de lo conquistado no estaba toda la sorpresa que esperaba descubrir por muy disímiles razones.

José Lorenzo Fuentes Tocada por el astro: donde los metales se entregan a los altos fuegos (La zorra y el cuervo)
Como el mar que ella menciona, su colección de poemas intenta y consigue mantenerse “eterno, inmóvil”, alcanza revelar, desvelar la realidad humana hasta donde lo permite su llanto contenido, hasta donde los metales se entregan con docilidad a los altos fuegos de su temperatura emocional. Porque esa es la hora de su mayor esplendor, el instante exacto en que “el humilde amansa su palabra” y el ángel que la custodia hace resonar las trompetas de la victoria y la resurrección. Sí, que nadie lo dude, Rita Martin ha sido Tocada por el astro.

Luis de la Paz: Tocada por el astro. 
Hay en los poemas un decir intimista, delicado, con un toque feminista y humano. En algunos descuella el misterio: “Roe gusano, el cuerpo./ El ser es ido./ Polvo de olvido./ Solamente espero”.

Ignacio Granados: El astro y su tacto. 
Con este título, pues, Rita Martin logra una vindicación insólita de la poesía, arrastrándola más allá de sus elitismos; y en un soneto glosa una redondilla famosa y ya canóniga, nada menos que teresiana, y con no menos dignidad.

Francisco Morán (La Habana Elegante)

Ignacio Granados Tocada por el astro (Cubanos sin fronteras)
Tocada por el astro es el poemario más reciente de Martín, ya conocida por su libro de relatos Sin perro y sin Penélope (2003) libro por el que la crítica la ha relacionado con la estética del absurdo de Virgilio Piñera. Sobre eso, ella diría que ``esta absurdidad no es una técnica literaria per se, sino que la realidad [...] es la que presenta estas situaciones''.


Luis Aguilar León Notas sobre mis memorias (El Nuevo Herald).
Y libros esenciales se publican a diario en inglés y español. Y algunos recién llegan, como el de Rita Martin, Sin perro y sin Penélope, que es como un enigma que con cada explicación se vuelve más enigmático.

Madeline Camara: Rita Martin 'escribe duro contra los papeles' (El Nuevo Herald).
Este es un libro escrito desde la aridez de la "intemperie", aquella de la que hablaba María Zambrano. En la colección de cuentos Sin perro y sin Penélope, a su autora, la cubana Rita Martin, no le interesa el regreso a Ítaca, la Patria; ni tampoco rescatar a Ítaca, la infancia; y a veces dudo, incluso, de sus propósitos de reinventar Ítaca: la literatura. Quien ha perdido su perro y su esperanza no puede transitar con facilidad los caminos trazados, le falta la mansedumbre. Por eso sólo le resta el sitio solitario de la escritura.

About Sin perro y sin Penélope habla en Letras Femeninas Aldona Bialowas Pobutsky Oakland University 

This compilation of short stories is an exercise in poetic narrative, executed in a playful and experimental style. Its lyrical structure refuses to be subsumed to any systematic order, thus making any attempt at summarizing incomplete. The penultimate story "Epilogo introductorio" seems to be the key to the entire collection, when it proclaims that these short pieces "no son cuentos, pero se hallan exactamente en la frontera de lo que puede ser otra cosa" (83), that they are born from "la imagen, con la irracionalidad del instante creativo, como si fuera un poema" (84). While Martin's book deals with fundamental human concerns such as love, memory, exile, otherness, creativity, freedom, sexuality, procreation, and maternity, its structure invariably remains entrenched in the realm of the oneiric, as if flowing from the subconscious. Each story is a complete, independent entity, pulling the reader into its uniquely delineated microcosm. For example, the exilic piece "Ciudad de perros muertos y patos caminantes," expresses a longing for cities structured for more human interaction, where people walk instead of spending endless hours on the highway. Fighting traf fic becomes a metaphor for human life, in which our constant preoccupations with reaching destinations prevents us from enjoying the road itself. "J.W.G" is a flowing love story that transcends the brevity of human life, where after many reincarnations, a man seeks his lover only to be able to look into her eyes and find the same comfort he experienced centuries ago. "El amigo" is reminiscent of frantic fairy tales, where a heroine has to cross many worlds and conquer endless obstacles in order to find her lover. But here, the tale takes a different turn, when at the end of the road the heroine witnesses the intricacies of human sexuality and homoerotic desire. In sum, Sinperroysin Penelope offers a poetic journey into the complexities of the human soul. Its hermetic character makes the book difficult yet worthwhile reading.

M. Begoña Caballero Sin perro y sin Penélope o escritos de la mujer sin manos (Estudio del Sur).
Todas estas correspondencias entre realidad e irrealidad, pasando por el sueño y la fantasía, subrayan el contenido anticonvencional y diferente relacionado no sólo con la estructura literaria sino social, ya que la voz femenina, a través del espacio limitado de una sociedad hegemónica, la des-construye al situarse dentro del infinito espacio de la mente y del sueño.

M. Begoña Caballero (Linden Lane Magazine).
Hay textos que son propuestas; otros, debate en pleno y aún los hay que son encrucijadas; pero existen aquellos que contienen en sí estas tres perspectivas: discuten todo tipo de proposiciones y/o definiciones, convirtiéndose ellos mismos en laberintos que esperan ser descifrados por un activísimo lector.

Amir Valle Todas las voces de Eva.
Mucho me han preguntado por mi interés en la narrativa escrita por mujeres. "Me gustan las mujeres", he respondido, en broma, simplemente porque me molesta que alguien vea ese interés como algo raro, como algo inusual, ya que, aunque suene cursi, la mujer es la creación más hermosa de Dios y es la fuente más fabulosa de todos los tipos de belleza que han existido sobre la tierra. ¿Por qué entonces es raro que un hombre se interese por leer lo que escriben las mujeres?

Heriberto Hernández Medina Las mujeres de mi generación.
Hace algún tiempo pensaba tocar este tema. Hoy decidí hacerlo estimulado por una conversación reciente con Rosie Inguanzo y la salida de la novela Espejo de tres cuerpos de Odette Alonso, que ha propiciado una lúcida nota de Félix Luis Viera y un sustancioso debate en Parque del Ajedrez. De la escritora española Emilia Pardo Bazan se decía: “es mucho hombre esta mujer", frase que también se cita frecuentemente atribuyéndola a José Martí “en honor” de Gertrudis Gómez de Avellaneda y que motivara el conocido poema "Triste oficio" de Marilyn Bobes, que fue bandera de los cándidos avatares feministas cubanos de los años setenta:.
Poetisas, dijeron. Serán tibias y falsas y pequeñas.
Aunque seres livianos, no tomarán altura porque son imperfectas.
Pero si alguna toca en la palabra,
como el burro en la flauta,
postulemos que es mucho hombre esa mujer
y no que es mucha mujer un ser humano.
Y pensemos después como callarla.

Tres y caminos y nueve voces en la poesía religiosa hispanoamericana.

Cruzar el espejo.

Los más visitados

Teatro en Miami Studio

Akuara Teatro en Miami presenta El banquete infinito de Alberto Pedro

Diciembre: Virginia los viernes y Traficantes de pasión los sábados. En YouTube: Akuara Channel