10.19.2013

DULCE MARÍA LOYNAZ: ISLA Y POEMA CI

ISLA

Rodeada de mar por todas partes, soy isla asida al tallo de los vientos... Nadie escucha mi voz si rezo o grito: Puedo volar o hundirme... Puedo, a veces, morder mi cola en signo de Infinito. Soy tierra desgajándose... Hay momentos en que el agua me ciega y me acobarda, en que el agua es la muerte donde floto... Pero abierta a mareas y a ciclones, hinco en el mar raíz de pecho roto.
Crezco del mar y muero de él... Me alzo para volverme en nudos desatados...! ¡Me come un mar batido por las alas de arcángeles sin cielo, naufragados!

POEMA CI

La criatura de isla paréceme, no sé por qué, una criatura distinta. Más leve, más sutil, más sensitiva. Si es flor, no la sujeta la raíz; si es á, su cuerpo deja un hueco en el viento; si es niño, juega a veces con un petrel, con una nube...
La criatura de isla trasciende siempre al mar que la rodea y al que no la rodea. Va al mar, viene del mar y mares pequeñitos se amansan en su pecho, duermen a su calor como palomas. Los nos de la isla son más ligeros que los otros nos. Las piedras de la isla parece que van a salir volando...
Ella es toda de aire y de agua fina. Un recuerdo de sal, de horizontes perdidos, la traspasa en cada ola, y una espuma de barco naufragado le ciñe la cintura, le estremece la yema de las alas...
Tierra Firme llamaban los antiguos a todo lo que no fuera isla. La isla es, pues, lo menos firme, lo menos tierra de la Tierra.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------
DULCE MARÍA LOYNAZ 
(La Habana, Cuba, 1902-1997)

No comments:

Los más visitados

Teatro en Miami Studio

Akuara Teatro en Miami presenta El banquete infinito de Alberto Pedro

Diciembre: Virginia los viernes y Traficantes de pasión los sábados. En YouTube: Akuara Channel