11.04.2010

TRES POEMAS DE CARLOS PINTADO

A Carlos Pintado lo conocí en Miami a fines del noventa. Hijo de la provincia de Pinar del Río, en aquella época llevaba el apellido de su padre, pero ya hacía de las suyas añadiendo a su nombre una k o una rl. Un día supe que se había decidido por el apellido materno para su nombre artístico, por lo que terminó por quitarle los anglicismos con los que jugaba. Todos estos juegos por encontrar un nombre nos dicen mucho de su búsqueda, de sus invenciones y, por qué no, de sus intentos de definiciones o reconstrucciones. Y dicen algo parecido, por supuesto, de su poesía, que se ha buscado sucesivamente en unos, en otros y en sí mismo.  Tres de sus poemas en Grafoscopio.

BOOKS & BOOKS, LINCOLN ROAD

La imagen es otra, adolece. El cambio de estación apenas se advierte. Leía Invisible de Paul Auster cuando entraste al recinto: yo sentado y los libros, muchos libros, el olor del papel y de la tinta y nada más. Entre Rudolf Born, Adam Walker y ella, estaba yo como un testigo absurdo, de paso. Las páginas se sucedían; pensaba en el impulso, en el deseo del impulso, esa materialidad con que se forman las cosas. Invisible y yo, nada más; luego entraste. Vuelve el deseo. Invisible. Invisible. Leo algunas palabras pero la imagen regresa: tú vas de libro en libro, los dedos rozan las cubiertas luminosas, el papel que guarda todo un mundo en otro idioma. En algún instante Born insinúa que el muchacho debería estar con su amante, con la amante de Born. Yo quiero estar en el mundo del libro, ser un personaje más, decirle a Born que el muchacho puede estar con su amante, con la chica francesa. No son los ciclos del amor, sino del deseo. Todo sucede como en el libro, pero al final estamos él y yo mirándonos despacio, sin lenguaje. Pienso en los límites de la devastación, en la lluvia que afuera cae, en las pocas palabras que el muchacho habla sin yo entenderlo; miro su piel blanca, sus ojos y mis ojos se encuentran en el vacío del aire. No hay triunfo; no lo habrá. Es una imagen, sólo eso, me digo. Antes de irse, sus ojos volvieron a mirarme. Sentí la inutilidad y la idea de pertenecer sólo a un recuerdo momentáneo, a la ausencia de todo y de las palabras.

TALES DE MILETO

Yo, Tales de Mileto,
que he visto la belleza reflejada en el agua
en la forma de un rostro,
no quiero ser juzgado por algo imperceptible.

Yo, uno de los siete grandes sabios de Grecia,
que confirmé la fecha del eclipse
y el uso de los símbolos geométricos,
que he mirado mi sombra
arrastrarse en silencio por la arena de Egipto.

Yo, que también he dicho
que en todo están los dioses,
he quemado los libros que los nombran.

Yo, Tales de Mileto,
mirando cómo el agua al tocarme me olvida,
sufro el dolor y el miedo hasta en mis sueños.

ALGO HABRÁ ANTE NOSOTROS

por esos sotos, antes de nosotros,
pasaba el viento cuando había viento.
Pessoa


Recorríamos los bosques en la noche.
Yo leía un poema de Pessoa,
susurraba despacio:
por esos sotos, antes de nosotros,
pasaba el viento cuando había viento.
Después te abrazaba como si fuera
el fin del mundo.
Lejos de allí buscábamos la choza,
su sagrado interior dorando un fuego,
la lámpara para no perdernos
en la sombra del otro,
la ventana abierta al frío y a la muerte,
eran una anunciación de pérdida.
Lejos de allí, miraba
cómo cubrían los toldos para los fuertes vientos,
lanzaban flechas al venado,
y alguien cantaba
descalzo
una canción al verano y a la tarde.

No conjuramos el dolor.
Faltaba el recuerdo sucesivo
de esos días,
el roce de mis manos en tus manos.
Temí rozar los bordes de la trampa.
Oculta la cuerda nos besábamos
sin pensar en otra desolación que en el regreso.
De noche,
recorriendo esos bosques,
comentaba aquella leyenda de pájaros
devorando las carnes de los hombres.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------


CARLOS PINTADO (Cuba, 1974).  Poeta y escritor. Licenciado en Lengua y Literatura inglesa. Recibió el Premio Internacional de Poesía Sant Jordi en 2006 en España por su libro Autorretrato en azul. Colabora con la revista VOGUE en español y es, además, Jefe de redacción de la revista literaria La zorra y el cuervo. Su libro El azar y los tesoros fue finalista del premio Adonais 2008, en España.
Tiene publicados los libros: El diablo en el cuerpo (poesía, 2005); Los bosques de Mortefontaine (Bluebird editions, 2007); Habitación a oscuras (Vitruvio, Madrid, 2007); La seducción del Minotauro (cuentos, 2000); Los nombres de la noche (antología de su poesía editada por Bluebird editions en USA, 2008).
El grupo de música de cámara South Beach Music Ensemble ha estrenando, por varios estados de Norteamérica, un quinteto de piano y cuerdas inspirado en poemas suyos bajo la dirección de la compositora norteamericana Pamela Marshall. También el mundialmente conocido grupo CONTINUUM de Nueva York, estrenó sus Ídolos del sueño, una pieza interpretada por la soprano Mary Mackenzie con textos suyos musicalizados.
Sus poemas y cuentos han sido traducidos al inglés, alemán, turco, húngaro y al polaco, y han aparecido en las antologías Ante el espejo (Poesía Iberoamericana, Fundación Inquietud Europea, Madrid, 2008), Adiós (Madrid, 2006); Aldabonazo en Trocadero 162 (Ed. Aduana Vieja, Madrid, 2008), Una voz en el abismo (Perú, 2007), Colección de poesía Editorial Ego group, Inc, Miami) y en revistas como Blancomóvil, Enfocarte, 13trenes, Decir del agua, La Habana Elegante, Baquiana, Artelibertino, La zorra y el cuervo, Zafra Lit, Linden Lane Magazine, Blanco Móvil, Revista Encuentro y Revista Parteaguas de España, Turquía, Alemania, México, Perú, Argentina y Estados Unidos. En el 2009 realizó el proyecto de poesía y escultura La invención de los sentidos que formó parte del catálogo Espacio Abierto del Centro Cultural Español de Miami. Carlos Pintado fue también uno de los invitados a participar como artista en la Noche blanca o Sleepless Night de este año junto a varios músicos y artistas estadounidenses. En 1997 reunió varias traducciones de poetas ingleses y americanos bajo el título La rosa de Coleridge (inédito). Actualmente trabaja en una novela que tendrá como título El baile de las estatuas ciegas.

9 comments:

David Lago González said...

Muy buenos poemas.

Lilian Perez said...

Genial, tanto sus poemas como su magnifica personalidad cautivan. Mas que honrada y feliz de conocerle y considerarme su amiga...

Anonymous said...

CAUTIVADOR,CON ANGEL ,Y ALAS LARGAS ; PARA LLEGAR CON EL PERMISO DE LOS DIOSES HASTA LO MAS ALTO...CONGRATULATIONS!ari.

Teresa Dovalpage said...

Muy bellos y sentidos los poemas de Carlos. Dicen mucho y acarician el oído por su musicalidad.. ¡Gracias por compartirlos!

Anonymous said...

La delicadeza de un constructor de imágenes de alto vuelo.
Cristina

Amaurys García Calvo said...

Los poemas deberían ser mejor que el currículo. Todavía no sé si sacaron estos bueno exiguos poemas como pretexto para alardear de tan exuberante biografía. ¿Podrían invertir la proyección? Resultaría de mejor provecho.

Ismael Valdivia said...

Carlos construye los versos con tal gracia que la sencillez agarra estructura y al final lo que obtiene es un deslizar de las palabras,asidas unas a otras en esa forma que, sólo ellas, imantan.

Rosario Antunes said...

Bello como un modelo de Dolce & Gabanna o de Custo Barcelona, irreverente como todo un poeta maldito pero con el talento desbordante de un gran escritor que utilizar el verso y la palabra como pocos.
Saludos desde Barcelona!

c k aldrey said...

Grandiosos!

Los más visitados

Teatro en Miami Studio

Akuara Teatro en Miami presenta El banquete infinito de Alberto Pedro

Diciembre: Virginia los viernes y Traficantes de pasión los sábados. En YouTube: Akuara Channel