7.25.2013

LLENY DIAZ: MILES DAVIS ME PERSIGUE Y DESORDEN MINÚSCULO


MILES DAVIS ME PERSIGUE

Hemos nacido, le digo, gritando el número como si fuera posible librarse del anonimato, de la escena. Me agito, desempolvo mi cintura, comienzo a gemir porque algo del  negro me subyuga, aplaza mis amígdalas, el humo.
Miles Davis sopla, sopla deliberadamente en mi cabeza y no puedo,no puedo aliviarme de esta fuga,me alargo,distiendo mis venas.
Kind of Blue humedece mi espalda y John Coltrane cierra mi boca; la nota es alta, en mi propia sombra le acaricio.
El negro vuela, succiona  mi cabeza. Los caballos de Illinois galopan en sus ojos y la heroina muerde estos rincones.
Miles, le digo como en un susurro deshabitado mientras en el extremo de esta línea golpean sus labios, sus manos largas de las que ahora huyo.
So what? La soledad es un golpe, un minuto de sangre en la boquilla,un animal alado en los pistones y yo quiero más,quiero volverme a los silencios a ese infame candor que me diluye. Quiero largarme,dejar de respirar tu irónica muerte,tus sorpresas. Mas sigo moviendo los brazos,buscándote en el sexo de la tarde.
Dónde dejaste las llaves de desagüe si tu saliva me aplasta, me convence de Dios. Nadie me ha visto llegar, nadie me espera, tu boca se mece entre las sillas como un cuerpo seguro. Podría estar alucinando o quizás la noche es demasiado para mí, pero cuando el humo llega hasta mis ojos, tú, negro Miles Davis, desprendes el otoño, las hojas, me partes en dos con tu campana de metal. Alerta, suave, bajando, subiendo, mordiendo la vida allí en el borde, en el diámetro.
Llegan los agudos y mi éxtasis se llora, se rinde, aplaude la penumbra. Casi sonrío.
Me alcanzas MilesDavis, rompes mi garganta con tu brazo de viento y yo quiero decirte que somos dos. Naciste y yo soñaba el mismo día, era mayo, seguro llovía y tu padre sacaba alguna muela. 
Me tocas. No quiero abrir mi pecho izquierdo. Se acumulan mil mitades y un ojo de pez que no conoces. ¡Ay negro Miles Davis!, las válvulas están vivas en tu llanto. Eres mi excusa, mi orgasmo real y mi esperanza.
No me persigas. No te acumules. Si hay algo cierto es este número, esta forma vital en que morimos. In a silent way cierro las puertas y me acuesto contigo, aún siendo hombre y negro y divino.



DESORDEN MINÚSCULO


Adolf Wölfli (1864-1930): The Island Neveranger
Pudo ser el párrafo intenso o la costura del labio inferior tan decidida, tan llena de otras cosas. Pudo ser, incluso, la referencia al todo desde su cuello ovíparo, referencia a nada, a mi todo, al casi todo conceptual, omnisciente.
Pudo ser la hora, ese desgano apresurado del silencio, cuando la luz se esparce como nueva desde adentro, arrasando líquidos, rotando la memoria gustativa, la memoria cíclica que avanza desde y para el hambre.
Pudo ser a veces como ahora en que los ritmos cantan en mi lengua palabrotas, aleluyas, sudores de agosto, vestigios de conga y carnaval de provincia, pudo ser el rastro odorífico con que empuñaba los muslos, las rodillas, el gesto perentorio de sus manos.
Pudo ser este desorden minúsculo en medio de la espalda, estas ganas de correr hacia su noche cuando habla desde lejos, cuando pide silencio y es su grito una palmada ciega por mi boca.
Pudo ser el libro, que ganado su espacio ardía entre sus manos...
Pudo ser Dios en su inocencia, preservándome del odio a las palabras, construyendo con su sangre espinas nuevas, pudo ser mi  química humillada, hambrienta como nunca de elementos sólidos.
O tal vez, ¿quién sabe? Su rastro de ave pretérita esa noche y otra y otra coagulando mi asombro, alejando con hierro mi deseo. Argentada garganta que pasa y cose en mi sonrisa su misterio.
O tal vez, ¿quién sabe? Su cúmulo cierto de tristezas nombrando mi cabeza, mi todo, mi nada.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LLENY DÍAZ. 
Escritora cubana residente en Miami.

2 comments:

Odette Alonso said...

¡Qué buena poeta es Lleny Díaz! Para mí ha sido un descubrimiento. Un abrazo, Rita querida.

Rachelle said...

Awesome!

Los más visitados

Teatro en Miami Studio

Akuara Teatro en Miami presenta El banquete infinito de Alberto Pedro

Diciembre: Virginia los viernes y Traficantes de pasión los sábados. En YouTube: Akuara Channel